domingo, 2 de mayo de 2010

Todos debe ser Arizona

El movimiento espectacular de gente en Estados Unidos reclamando por la hipócrita Ley 1070 de Arizona que transforma en delincuente a toda aquella persona indocumentada, servirá en el país para apurar una reforma migratoria que quedó rezagada por el gobierno de Barack Obama ante otras urgencias, con las reformas económicas y de salud.
Como el dicho dice que no hay mal que por bien no venga, todos apuestan a que Obama no tendrá otra alternativa de mostrarle a 11 millones de indocumentados el camino definitivo hacia una pronta ciudadanía.
Pero esta ley debería servir no solo a EEUU para hacer una reforma federal, sino que el tema de las migraciones y la xenofobia que ellas traen consigo pueda discutirse abiertamente en otros países americanos, cuyos gobiernos, sobre todo los neo progresistas están aprovechando – hipócritamente - las circunstancias para criticar a Arizona y condenar a EEUU. Aunque no se den cuenta, esa barata demagogia permite desnudar que sus países son expulsores de cientos de miles de ciudadanos que prefieren todos los años desafiar las leyes de EEUU, pero vivir en un sistema que les provee mayores esperanzas económicas y humanas.
Pero más allá de ese cinismo, el tema de las migraciones debería analizarse en toda su dimensión a nivel interamericano. ¿Qué pasa con aquellos inmigrantes paraguayos en Argentina? ¿y con los argentinos en Perú? ¿Y con los peruanos en Chile? ¿y los centroamericanos cuando atraviesan México para llegar al norte? ¿y los desplazados colombianos en su propio territorio? ¿y los hondureños en Nicaragua y los nicaragüenses en Costa Rica?
Lamentablemente en todos los países existen trabas increíbles en contra de los migrantes y las “Arizonas” están multiplicadas. Ojalá la necesaria reforma que tendría que establecerse en EEUU, un país que más alá de las circunstancias, siempre ha dado la bienvenida a millones de extranjeros, desplazados y perseguidos, pueda también tornarse en un tema de importancia en toda Latinoamérica.
Por eso el lema de “Todos somos Arizona” con el que se hicieron marchas en todo el país en apoyo a la reforma migratoria, debiera ser un estímulo y un deber a extenderse a todos los países de la región.

2 comentarios:

S. Rene dijo...

Efectivamente, todos deben ser Arizona, desde los paisanos que son vistos como criminales y que son ejemplo vivo de que el sueño americano no existe, hasta los ciudadanos que viven en comunidades rurales en México, en donde las familias no están recibiendo envíos por la crisis prolongada que se hace mñas cruda con la discriminatoria ley.

Javier Nicolas dijo...

612644Es increible lo que un pueblo unido puede hacer con el silencio de aquellos (Incluyendo algunos periodistas y miembros de la SIP)que esconden la verdad; EUA no siempre ha abierto sus brazos para recibir a los latinoamericanos ! Si no hubiera sido por las presiones internacionales, ya hubieran levantado un muro, cual Israel contra Palestina, en la frontera con México; pero la realidad es tan avasayante que trasciende los medios de comunicación y al Sr. Trotti no le queda más remedio que admitirla, pero su rabia llega al punto de querer hacer ver que nosotros los latinoamericanos nos tenemos xenofobia. POR FAVOR SR. SEA ÉTICO EN SUS ESCRITOS; NOSOTROS NO NOS CHUPAMOS EL DEDO.....