sábado, 24 de octubre de 2009

Obama es un nobel de verdad

La decisión del presidente Barack Obama de enviar esta semana más tropas a Afganistán, realzó las críticas de quienes consideran que el Premio Nobel de la Paz no lo merecía o que fue prematuro.

Obama está en un punto de inflexión en su Presidencia. La aceptación del público a sus políticas domésticas y externas viene en caída, empujada por una prensa más negativa que igualmente le critica una reforma de salud o que haya viajado a Copenhague sin traer los Juegos Olímpicos para Chicago.

Quizás este era su primer y último año en el que podría ser elegible para el Nobel, considerando que los dos frentes de guerra, los 4.349 soldados muertos en Irak y las víctimas en aumento en Afganistán, seguirán desgastando su imagen y popularidad.

Empujado tal vez por esa coyuntura, esta semana el Comité del Nobel, en un gesto inusual y también polémico, salió a defender su elección para apaciguar las críticas de quienes piensan que el presidente estadounidense habla mucho, hace poco y logra menos. Los noruegos no coinciden con esa apreciación, diciendo que votaron Obama, por sus logros sobre desarme nuclear, relaciones mejoradas con países musulmanes y liderazgo en temas relevantes como cambio climático y cooperación internacional.

El argumento internacionalista del Comité, buscó descomprimir las reacciones negativas que el galardón siempre genera entre connacionales, que tienden a ser más severos y escépticos con uno de los suyos. Similar experiencia vivieron la guatemalteca Rigoberta Menchú y el argentino Pérez Esquivel, soportando el descrédito en sus propios países tras recibir el Nobel. Y lo mismo habría ocurrido si la senadora colombiana Piedad Córdoba, una de las favoritas de este año, hubiera sido elegida por sus esfuerzos en la liberación de los rehenes en manos de las Farc.

Que el premio esté politizado no es malo, si por politización se entiende como el fin de crear conciencia sobre un tema o estimular su discusión. Al Gore, el ex vicepresidente estadounidense, ganó el Nobel de la Paz en el 2007 sin haber hecho mucho; pero fue a través de él y el documental que mercadeó, “Una verdad incómoda”, que el calentamiento global se instaló con fuerza en la agenda internacional.

Este galardón tuvo años sin conflicto cuando lo ganaron líderes espirituales como Madre Teresa, Desmond Tutu y el Dalai Lama, así como asociaciones de bien público como la Cruz Roja, Amnistía Internacional y Médicos Sin Fronteras. Pero supo generar polémicas por sus graves olvidos. Así como al escritor argentino Borges le fue esquivo el de Literatura, Juan Pablo II es la mayor omisión en la historia del Nobel. El Papa, entre muchas acciones por la paz, fue el artífice de un acuerdo de última hora en la Navidad de 1978 para que Argentina y Chile no se enfrascaran en una guerra fratricida por el Canal del Beagle.

El premio a Obama pudo estar politizado o tener un fin especulativo, si es que la intención fue estimular acciones pacíficas o condicionar otras violentas. Pero aún así no es un mal receptor, ya que es el líder más potable y en posición de relevancia para trabajar por la paz global.

El presidente del Comité Nobel, Thorbjorn Jagland, acertó al decir que si bien Obama todavía no hizo de este mundo un lugar más seguro, al menos logró que disminuya la tensión internacional. Este es un resultado no menor, si se considera que le ha permitido alcanzar un impensable acuerdo para comenzar un desarme nuclear progresivo con los rusos, poniendo al descubierto a otros países agresivos en esa materia como Corea del Norte e Irán.
Esa distensión también forma parte de una diplomacia persuasiva que es la antítesis de la ejercida por su antecesor y que el mundo despreciaba; lo que tampoco lo aleja de las críticas, por ejemplo, por no haber tenido la firmeza suficiente para ayudar a dirimir la crisis en Honduras y el fraude electoral iraní.
Más allá de si el Nobel de la Paz fue meritorio o no, lo cierto es que Obama es el único líder que goza de confianza internacional y genera la “esperanza” de que “sí se puede” - como rezan sus lemas - alcanzar mayor paz en el mundo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo merece por sus intenciones, lo merece porque es un hombre de paz, conciliador, pero en un mundo volcanico, donde los terroristas islamicos, los demoniacos norcoreanos, los fascistas-comunistas totalitarios, fraudulentos y corruptos, antiamericanos, envidiosos todos, resentidos, seguidores del narcotraficante asesino fidel castro, avanzan cada dia con mas tenacidad y desverguenza, lo que se necesitan son diez Ronald Reagan, y diez Bush, a los leones, a los lobos, a los tigres carnivoros no se los apacigua por tirarles unos corderos, toda esa gentuza y sus cochambrosos seguidores la medicina que llevan con cien b52 bombardeandolos dia y noche hasta desaparecerlos.Solo asi prevalecera la paz, y sobre los noruegos, lo unico que saben es comer cangrejos, pero jamas han tenido que enfrentar una crisis intern. como un Iran islamoterrorista armado con bombas atomicas, o el simio enano de Corea de Norte lanzando misiles hacia el mar de Japon como chantaje, o al macaco de sabaneta en contubernio con los iranies para proporcionarle uranio. En esas situaciones los noruegos siguen con su cangrejos y sus premios nobel contraproducentes.

Anónimo dijo...

Obama representa esperanza, las llamadas minorias votamos por el, confiamos en el, en un solo año el no puede hacerlo todo. George W Busch en ocho años hundio la economia de este pais, todos esos billones de dolares que empleo en la guerra en Irack empobrecio a la gran nacion. La tarea es dura y Obama no esta eludiendola, la esta enfrentando con mucha energia. Si se merece el premio Nobel de la paz, si otros sin hacer mucho como el Sr. Arias de Costa Rica lo recibio, el (Obama) le pondra fin a la guerra en Irack y tratara de mantener la paz en el mundo. Muy pronto seremos testigos de la reaccion norteamericana ante la ofensiva izquierdista que patrocina Hugo Chavez, asesorado por el anciano Fidel Castro y el homosexual de Raul Castro. Lo hecho por los Sandinistas en Nicaragua, en tratar de perpetuar en el poder al violador presidente, hace distinguir la patriotica accion del pueblo hondureño, quienes mostrando mucho valor, no solo evito que el Mal Zelaya obedeciera las ordenes de su amo Hugo Chavez, este pequeño pueblo mostro al mundo su vocacion democratica al hacer respetar su constitucion, llamada por el titere costarricense Arias como la peor del mundo, pero que obedece a lo que el pueblo catracho desea para su nacion.

Anónimo dijo...

Para todos ustedes,
sigan sonando....
Obama va a fracasar en todo lo que trate de solucionar.
es un gran orador como hitler,pero en vez de hacer a U.S.A mas fuerte la va a hacer mas debil.
Es un inutil esperando a sus assesores equivocados para hacer los areglos.People wake up and stop dreaming.

iman dijo...

thank's for sharing info,..!
Kerja Keras Adalah Energi Kita
INDONESIA BUMIKU