lunes, 29 de septiembre de 2008

El juicio contra Hugo Chávez

El diario The Miami Herald lo llama por su nombre: “El caso del efectivo venezolano”. En el juicio de una corte federal que se hace en Miami en el que Wilson Antonini es el testigo de lujo de la Fiscalía por la infame valija de 800.000 dólares con dinero venezolano que hubiera recibido clandestinamente la campaña presidencial de Cristina Kirchner, quien está siendo enjuiciado es el venezolano Durán, quien fue hallado culpable de no haberse registrado ante el Fiscal General de Estados Unidos como agente extranjero según una ley de 1917 y porque conspiró para silenciar a un ciudadano estadounidense (Antonini).

Para muchos expertos, quien está realmente siendo enjuiciado es el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a quien EE.UU. le está pasando la factura por varios insultos y por llevar su revolución allende sus fronteras. La presidenta Kirchner no parece estar rozada por este escándalo desde que se reunió con el embajador estadounidense en Buenos Aires y la Fiscalía en Miami no estaría – al menos en boca del periodista Gerardo Reyes de El Nuevo Herald que está cubriendo esta saga – buscarle alguna ramificación al asunto para seguir abochornando al gobierno argentino. “Este es un juicio a Chávez siendo Chávez el reo ausente”, me dijo Gerardo al consultarle sobre el tema.

Ayer llegó a Miami, citada por la Fiscalía, María del Luján Telpuk, la nueva estrella de la televisión argentina y tapa de las ediciones de Playboy argentina y venezolana, ex maestra de jardín de infantes, quien se hizo famosa al descubrir la valija en el vuelo de PDVSA a Buenos Aires en agosto del año pasado cuando fungía como una anónima agente de Aduanas en el aeropuerto de Ezeiza.

Telpuk al quedar rodeada por periodistas de tres países a su llegada al Aeropuerto Internacional de Miami dijo que todavía no entiende bien lo que está pasando, pero desde agosto pasado, a pesar de varias amenazas, su vida ha tenido un giro tan favorable como glamoroso, aprovechado y ofrecido al mismo tiempo por los medios.
Está por verse que podrá aportar ella al juicio que ya no se sepa, pero es seguro que la Fiscalía aprovechará su testimonio para realzar la atención sobre este juicio y seguir enlodando a Chávez, quien como Kirchner lo califica, se trata de un “juicio basura” en el que la CIA ha metido su cola.

De una u otra forma, lo cierto es que este juicio por la tangente está denunciando el grado de corrupción que impera en el gobierno de Chávez. Qué haya remedios para evitar la corrupción o que algunos funcionarios en Venezuela o en Argentina terminen pagando con cárcel, esa es otra historia y muy difícil que ocurra.