jueves, 2 de octubre de 2008

Ingenuidad política

A veces las cosas hay que decirlas por obligación o para cumplir con las expectativas creadas o para estar políticamente en lo correcto. Pero a veces, por hacerlo, se puede pecar de ingenuidad.

Esta semana, un grupo de legisladores estadounidenses pidió al presidente Hugo Chávez que respete la pluralidad y diversidad política en su país y que permita a Human Rights Watch volver entrar al país a recabar violaciones a los derechos humanos, después de que la semana pasada sus directivos fueran expulsados tras ofrecer un informe público en el que se criticó al gobierno chavista por la falta de garantías ciudadanas y políticas en el país.

Centrado en las elecciones regionales de noviembre, Chávez ha venido acusando a Estados Unidos de pretender invadir Venezuela, fomentar golpes de Estado futuros y achacándole los pasados (excepto el que él mismo perpetró en 1992), de tutelar un magnicidio en su contra y acusando a periodistas y medios venezolanos de ser clientes del “imperio” y plegarse a toda o esa pléyade de falsedades que buscan incentivar un patrioterismo nacionalista con tal de contrarrestar efectos negativos en la intención de voto.

La misma diatriba la tuvo en cada proceso electoral anterior, como el año pasado antes del referendo del 2 de diciembre en que el pueblo votó en contra de la “revolución socialista”, lo que él luego introdujo este año en 26 leyes que sancionó en forma directa por un permiso extraordinario que le dio su Asamblea (toda oficialista) por 18 meses para dictar y sancionar leyes de emergencia.

Desde que asumió en 1999, Chávez ha tenido una estrategia implacable para ir coartando los espacios de libertad y las garantías procesales de los ciudadanos. Las denuncias contra él caen en saco roto, bajo los remiendos demagógicos que hace en todos los países que visita y a los que embarduna con petrodólares.

Siempre se ha reído en forma burlona de todo pedido que se le ha hecho para remendar la democracia, por lo que pedirle que deje entrar a HRW o que respete la libertad de prensa o la de asociación, es algo bastante ingenuo.

1 comentario:

Viora care dijo...

There are numerous associated with on the internet rolex replica sale shops that provide fantastic selections of those add-ons tend to be inexpensive prices. Purchasing these types of replica cartier on the internet enables you to take a look at much more choices as well as evaluate various hublot replica sale too. Additionally, this will save long as possible discover as numerous fake breitling watches while you such as inside a couple of minutes. Should you attempt to look at the different choices of those wrist watches within the nearby shops face-to-face it could take times or even days to do this. However, discovering the actual replica watches on the internet is simply the issue associated with couple of mouse clicks inside a couple of minutes.