martes, 14 de febrero de 2012

Mi San Valentín: Siempre y como nunca ella


Quién diría, muy prontito cumpliremos 27 años de casados con Graciela, la Negra, mi gorda, mi esposa, mi amiga, mi amada. Desde entonces hasta ahora en este Día de San Valentín no puedo dejar de pensar cada día en ella y estar mucho más enamorado de lo que estaba en aquellos escasos, pero efusivos meses de noviazgo.

En estos años, con más experiencia y más sabiduría, con mucho respeto y mucho aprendizaje, con tres hijos inimaginables, y habiendo sabido extraer todo lo positivo de tantas vivencias y anécdotas, no pudimos haber tenido mayor privilegio que esta vida juntos y unidos en matrimonio.

No solo agradezco a Valentín, sino a todos los santos y a Dios por haberme bendecido “vivir” y seguir viviendo este matrimonio.

Te quiero mucho mi gorda hermosa. Feliz Día y que nos sigamos disfrutando y Dios bendiciendo por muchísimos años más.