domingo, 12 de febrero de 2012

Mala ética periodística y pésima reputación 12-02-12


The Sun adquirido por el magnate de medios Rupert Murdoch, de nuevo quedó envuelto en el escándalo prosiguiendo la saga de mala ética periodística iniciada el año pasado con el semanario News of the World, con similares y vergonzantes comportamientos que el periodismo achaca a servicios de inteligencia gubernamental.

Los arrestos de los integrantes del The Sun se suman a los de cuatro periodistas y otros ex periodistas en enero, en un caso de espionaje telefónico contra celebridades y personajes públicos, que tiene ribetes de escándalo de los perores que han sacudido al periodismo internacional.

Se trata no solo de incumplimiento con estándares a la ética profesional periodística, sino además de prácticas ilegales que merecen el estricto castigo legal. Esta vez, varios empleados de The Sun fueron detenidos el sábado debido a casos de soborno a policías, detectives y funcionarios del Ministerio de Defensa, luego del allanamiento e incautación de materiales de los domicilios de cinco empleados y de las oficinas del diario en Londres.

Según agencias de noticias, hasta el momento han sido arrestadas 21 personas, aunque todavía no hay acusaciones formales. Además de periodistas del ex periódico de 168 años, News of the World y The Sun, fueron arrestadas Rebekah Brooks, ex directora del ahora desmantelado Murdoch News International y el ex director de News of the World, Andy Coulson, quien también había sido jefe de prensa del primer ministro David Cameron.

Habrá que observar esta semana lo que sucede en República Dominicana. Según la agencia AP, la fiscalía de Santo Domingo allanó varios inmuebles el sábado, vinculados periódico digital elsiglo21.com, así como el domicilio de su gerente José Ángel Gómez, y la oficina donde su padre, el veterano periodista Guillermo Gómez, produce un programa televisivo semanal de entrevistas y comentarios políticos.

Aparentemente, el allanamiento es parte de una investigación por supuesto espionaje a través de la intervención de correos electrónicos privados, según denunciaron algunos ciudadanos respecto a que el sitio digital ha “hackeado” varias cuentas de correo electrónicos, entre ellas la de la Primera Dama del país.