domingo, 22 de enero de 2012

América Latina y la brecha tecnológica


En una muy buena columna de opinión y regresando a uno de sus temas favoritos, el periodista del The Miami Herald, Andrés Oppenheimer, exhorta a los líderes latinoamericanos a prestar atención a uno de los problemas mayores que comprometen el futuro del continente: la falta de educación en ciencias y matemáticas, lo que evidencia la brecha que nos separa cada vez de los países asiáticos.

Oppenheimer centra su atención en “Las nuevas cifras de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos revelan que los países asiáticos aumentaron el número patentes registradas en un 73 por ciento en los últimos 10 años, mientras los países latinoamericanos aumentaron sus registros de patentes tan sólo en un 34 por ciento”.

Califica de “abismo escalofriante” la diferencia de lo que registraron en 2011 los países asiáticos y los latinoamericanos. 76 mil patentes de nuevo productos los asiáticos, contra 500 nada más de los latinoamericanos.

“Corea del Sur, un país que hace cinco décadas era más pobre que prácticamente todos los países latinoamericanos, registró 13,000 patentes el año pasado, comparado con solo 230 de Brasil, 115 de México y 50 de Argentina, según la Oficina de Patentes y Marcas. Estados Unidos encabezó la lista, con más de 120,000 patentes”.

Su columna, con datos estadísticos y comparativos no tiene desperdicio. El texto completo puede leerse en: http://bit.ly/wBKV4x

“Mi opinión – concluye Oppenheimer - la razón de fondo por la que los países asiáticos están avanzando más rápido es que sus sociedades tienen una obsesión con la educación que todavía no es palpable en la mayoría de los países latinoamericanos”.

“Los estudiantes asiáticos pasan más tiempo en la escuela —el año escolar de Japón tiene 243 días, mientras que en muchos países latinoamericanos no llega a los 160 días—, los gobiernos asiáticos están más obsesionados con producir científicos e ingenieros, y los padres asiáticos son más exigentes con las tareas de sus hijos en matemática y ciencias”.

“Algunos países latinoamericanos, como Brasil, se están empezando a mover en la dirección correcta. Pero las últimas cifras de la Oficina de Patentes de Estados Unidos revelan que hay que avanzar más rápido, porque la brecha con los países desarrollados y con las naciones emergentes de Asia sigue creciendo”.