jueves, 30 de octubre de 2008

Chávez – Uribe: La gran diferencia

Las diferencias entre las actitudes de Hugo Chávez y Alvaro Uribe a la hora de gobernar, son abismales, surgiendo evidencias todos los días. Los grupos de derechos humanos han criticado las políticas de Estado en ambos países por las violaciones a los derechos humanos.
Mientras en Colombia, Uribe retiró a 27 militares, por más de 700 fusilamientos de personas que habían sido presentadas por el Ejército como bajas en falsos combates contra grupos armados ilegales; en Venezuela, Chávez tomó una actitud muy diferente. Expulsó a Human Rights Watch por denunciar casos de violaciones, negó el problema y castigó al mensajero.

En Colombia, el Congreso negó la vía de reelección que Uribe está buscando y ahora solo le queda la vía del referendo popular. En Venezuela, Chávez, si tratara de buscar algo en el Parlamento, lo lograría de inmediato porque lo componen solamente miembros de su propio partido.

Uribe está peleado a muerte con miembros del Poder Judicial por conflictos entre algunos de sus parientes que no estaban en cosas santas y mantiene pleitos con la Corte Constitucional por cuestiones de Estado. En Venezuela el Poder Judicial responde a lo que dice Chávez y se las ingenió para proscribir a más de tres centenas de políticos para que no le hagan sombra a su revolución en las elecciones del 23 de noviembre.

En Colombia, como en una democracia normal, Uribe tiene que enfrentar la fiscalización de los otros dos poderes del Estado. En Venezuela, Chávez fiscaliza a los otros poderes públicos.