jueves, 18 de octubre de 2012

NYT apuesta a Brasil y calidad


No hay dudas que el diario The New York Times es uno de los mejores del mundo y quien se precie de estar bien informado, debe al menos ojearlo.

Lo más importante, es que después de quedar varado en el medio de la crisis económica (y de incluso haber apelado a Carlos Slim como inversor) el NYT está saliendo a flote sobre la base de no regalar su contenido en el internet. Desde hace 15 meses y con bastante éxito, el NYT logró imponer como modelo de negocio el cobro de suscripciones on-line para generar ingresos y balancear la pérdida de publicidad y de suscripciones de su edición impresa.

Lo más importante de aquella decisión, criticada por algunos, es que ya tiene más de dos millones de suscriptores on-line, 10 por ciento en el extranjero. Los ingresos adicionales le han permitido mantener la calidad periodística que según su editor general y presidente, Arthur Sulzberger Jr., fueron esenciales para que su Redacción haya aumentado a 70 el número de corresponsales en todo el mundo, al contrario de otros grandes diarios estadounidenses que debieron replegar sus plantillas y cerrar operaciones.

En esa mezcla de expansión de capital humano y globalización que experimenta el NYT, lo más importante es que le han permitido otros negocios en el extranjero, como un diario web en versión China que apareció en junio pasado y el anuncio que Sulzberger Jr. hizo en la reunión de Sao Paulo, Brasil, sobre que en el 2013 lanzará un sitio en portugués para el mercado brasileño.

El editor del Times sabe de la sincronía que existe entre el mejor momento financiero de su diario y el buen momento económico de Brasil, con una reducción sustancial de la pobreza y un aumento considerable de su clase media.

Así como en China, NYT apuesta a Brasil. Ojalá el resto de América Latina sea también pronto considerada para una versión en español.