viernes, 22 de agosto de 2008

"Estamos a salvo de los secuestros express”

En post recientes hablé de la hermosa Guayaquil, ciudad costeña de Ecuador. Estuve ahí tres, cuatro días. Al final de cada jornada de un seminario, caminé mucho. Fui por el malecón reformado que da al río Guayas, visité varias galerías de arte y restaurantes en el barrio de Las Peñas, una colina en la que restauraron la ciudad colonial. Disfruté de la amabilidad y hospitalidad de la gente.
Como siempre hago en cada ciudad, pregunto al conserje del hotel cuán seguro es para salir a caminar. “No se haga problema, es una ciudad muy segura, incluso estamos a salvo de los secuestros express”. No sé por qué, pero uno siempre confía en la sabiduría de conserjes y taxistas. Así que caminé y mucho.
Y ayer se me revolvió la sangre. Un titular de El Nuevo Herald rezaba: “Ecuador y Venezuela superan a Colombia en secuestros”. Un estudio de la organización holandesa Pax Christi, explica que los secuestros con fines económicos y extorsivos han crecido sustancialmente y peor aún, casi me caigo de traste: “Solamente en Guayaquil, motor económico e industrial de Ecuador, durante el 2007 hubo 831 secuestros”. Cada renglón que leía “veía” al conserje y cada rincón que caminé.
México, según el estudio, es el país número uno del mundo con cantidad de secuestros express. Brasil el quinto, Ecuador el séptimo, Venezuela el octavo y Colombia el noveno. En Venezuela, según datos oficiales, los secuestros crecieron en el 700 por ciento entre 1999 y 2007, y, como sucede en casi todos los países, el 62% de los casos no son denunciados.
Hoy mismo dieron con el paradero de un conocido, el director de El periódico de Guatemala, José Eduardo Zarco. Lo secuestraron por dos días, lo dejaron tirado y drogado en un hospital, lo desvalijaron. Su familia siempre pensó lo peor.
Quedé mal, impotente, pensando que uno confía demasiado y no hace los deberes suficientes sobre el tema de seguridad.

2 comentarios:

Pablo dijo...

Estuve hace una semana y media en Guayaquil por sólo 3 días. Iba aquel lunes, caminando por el Malecón Simon Bolívar con una amiga, también chilena, cuando tomé un taxi, pensando que era más seguro que seguir caminando a las 12 de la noche. El taxi dobla, e inmediatamente lo intercepta otro auto, de donde bajan 2 tipos con pistolas de aproximadamente 20 cms cada una y se suben a nuestro taxi. De inmediato nos hicieron pensar que el taxista también era víctima del “asalto”, pero posteriormente e investigando, supimos que en el lugar donde tomamos el taxi, ocurría bastante esto del “secuestro Express”. Luego, nos obligaron a mantener los ojos cerrados por los 10 minutos que anduvo el taxi mientras nos robaban todo lo que teníamos. Mientras, nos amenazaban todo el tiempo que si abríamos los ojos nos iban a pegar un tiro a cada uno y listo. Nos dejaron botados muy lejos (ni siquiera sé donde, sólo sé que era un suburbio muy lejos), y luego tomamos otro taxi (no teníamos otra alternativa para salir de ahí) que nos devolviera al hotel. Tuvimos suerte, yo pensaba que si no nos mataban, me dejarían botado en la calle y se llevarían a mi amiga para violarla. Finalmente, al no tener dinero, se llevaron la cámara fotográfica que teníamos.

Desde entonces que tuve miedo de tomar taxis en todas las ciudades que visité en Ecuador. No denuncié porque me marchaba al día siguiente a Quito.

Así que a la gente que vaya a Guayaquil, por favor, consíganse el teléfono de alguna compañía de taxis que sea segura, y los recoja en donde estén. Porque de verdad, no le deseo a nadie lo que pasamos con mi amiga.

Es una pena lo que nos pasó, porque encontré Guayaquil una muy linda ciudad, con gente muy simpática, y mujeres tremendamente bellas. De todas formas, volveré a Guayaquil por mi revancha, y esta vez me aseguraré de no tomar nunca más un taxi en la calle. Ahora sí que no!

Turyana dijo...

wow, your're writing a good posting and i think it's the bst topic i have sen before. Thank's for share this. sekedar ngeblog | blogger indonesia | belajar optimasi seo | SEO sharing | menjadi blogger yang bahagia | bisnis syariah | pasang iklan gratis sebagai awal mulai bisnis online | inilah alasan kenapa anda harus bergabung dengan oriflame