sábado, 10 de enero de 2015

Charlie Hebdo: nada murió

El atentado contra la irreverente Charlie Hebdo arrebató la vida de doce personas, más no la libertad de expresión ni la esencia misma de la caricatura, el género más artístico del periodismo.

Nada murió en el ataque. Quedó demostrado con la solidaridad en el mundo entero de gobiernos, medios, ciudadanos espontáneamente atrincherados en plazas y redes sociales bajo el lema #jesuischarlie y con caricaturistas que doblaron su creatividad para honrar a sus colegas y decir que pese a la muerte la caricatura está viva.

El valor de la caricatura radica en que puede interpretar los hechos jugando con el humor, la ironía y la burla para interpretar el contexto que otros géneros periodísticos no pueden lograr, como la fotografía y el video, siempre limitados por la realidad. Por ejemplo, el mensaje más potente sobre la confrontación de ideas, violencia vs. libertad de expresión, que desnudó esta masacre, la sintetizó el caricaturista indio Satisch Acharya. En su dibujo, dos terroristas miran exhortos a un lápiz y se preguntan: “¿Qué es esta pequeña arma que nos causa tanto dolor?”.

En este contexto de duelo y violencia extrema no es momento para ahondar en las responsabilidades y limitaciones que también tienen la caricatura y sus dibujantes, debido a que es un género que provoca, irrita y puede causar reacciones impensadas. Tampoco para interpretar si la frase predilecta de Stephane Charbonnier (Charb), el director asesinado de Charlie Hebdo, “prefiero morir de pie, a vivir de rodillas” es parte de un martirologio o un fanatismo no conveniente para el periodismo o para arrastrar a otros dibujantes.

En cambio es un momento para respetar las formas de expresión, a pesar de que no se compartan los métodos. Lo condenable no es el mensaje, sino la violencia que busca censurarlo. Está visto que el poder de las caricaturas y de la ficción suele sobrepasar a la realidad y crear reacciones diversas. Las caricaturas anteriores del profeta Mahoma publicadas en 2006 por un diario danés y las de 2011 en Charlie Hebdo, así como la película “La inocencia de los musulmanes” y la nueva novela “Sumisión” de Michel Houellebecq, que retrata a una Francia en 2022 gobernada por un presidente musulmán, pueden inducir a que el debate de ideas transcurra con racismo y resentimientos.

Pero estas formas de provocar conversación, jamás pueden justificar violencia alguna. Sirvan, por ello, estos días de duelo para atacar a los violentos, para desmoralizarlos, para demostrarles la fuerza de las palabras, de los mensajes y de las ideas, aquellas que Sarmiento decía que no se matan. Por eso Charlie Hebdo estará en las calles este próximo miércoles con ayuda de colegas de Liberation y otros medios. Por eso debe gritarse que cuando el mensaje sea hiriente e irreverente, los tribunales deben ser el único lugar donde dirimir los conflictos. Así los hicieron judíos y católicos que interpusieron docenas de demandas en contra de Charlie Hebdo porque consideraron que las portadas anti papas, rabinos y mofándose de Cristo y de la Virgen habían superado la dignidad de su fe.

No se sabe a ciencia cierta lo que pasará. Esta masacre, como la de 2001 en EEUU, será bisagra entre el antes y el después. Es indudable que por culpa de estos tres fanáticos alocados y por los yihadistas se exacerbarán los ánimos, y todos los musulmanes tendrán que soportar más auto justificaciones de parte de los Europeos Patrióticos contra la Islamización de Occidente. Justos pagarán por pecadores y habrá más gasolina en el fuego de las marchas y la islamofobia que se siente en países europeos.

Nada murió con esta masacre. Los extremistas seguirán disparando y degollando  periodistas y caricaturistas cada vez que desnuden arbitrariedades, así como antes lo hacían en América Latina, modalidad que ahora asumieron los narcotraficantes. Extremistas y narcos no solo ajustician por represalia, también buscan amplificar sus demandas. Pretenden crear miedo y generar autocensura, justamente lo opuesto a las intenciones de la caricatura.

Esta masacre contra Charlie Hebdo si alguna enseñanza deja, es que la libertad de expresión y la libertad de prensa son frágiles y no pueden darse por sentadas. El anhelo por proteger, promover y nutrir estas libertades todos los días tampoco puede morir. 

2 comentarios:

lin liyi dijo...

If you pick the high-class Makes involving Designer watches through your personal shopping centers, you will possess your fake omega convenience. Along with, this can be a major bring about due to the acceptance. Invest in just about any wristwatch even though resting at your house along with you shouldn't have to travel out and about. As a result, you'll be able to save your lots of fake hublot along with use that will pertaining to undertaking a few other good operate. In addition to this specific, you don't need to for you to traipse derived from one of fake breitling to an alternative pertaining to browsing the desired addition. By way of example, anyone desire to acquire a new Platinum Enjoy involving a number of certain company; you will find there's chance that will you'll need to surf a good deal pertaining to browsing the correct part. Naturally, it can be pretty cumbersome along with aggravating if anyone manipulate your e-store, you can find that will cartier replica uk. Evidently, with all the chanel replica gives you enormous alleviate and you'll pick up a wonderful wristwatch. The full earnings can be utilised to offer you discounted and you'll utilize income for a lot of various other function.

un nazz dijo...

Apple (NASDAQ:AAPL) iPhone followers replica watches got two conflicting pieces of data regarding its $499 price point rolex replica. In one survey done by an online shopping firm Compete as reported by chanel replica MacWorld UK, only one percent of the consumers who said they replica handbags omega replica iPhone said they would pay $500 for it. Sounds bad right? Stay tuned -- there's a gotcha in that survey that I'll address in a minute.

On the other side of the pricing replica handbags gap, though, was an article in Friday's Boston Globe that insists lv replica that increasingly, cell phone buyers are insisting gucci replica on style over circuitry. That report features a lovely portfolio of cell phones that are currently hot fashions, including the Prada/LG replica louis vuitton black touch-screen phone and the Dolce Gabbana gold RAZR. Not one of the phones featured with a price had a price less than $700, making the $500 Apple iPhone look like the bargain of the bunch . So which view should we believe?