viernes, 8 de julio de 2011

Zelaya ¿aceptará la verdad?


El ex presidente Manuel Zelaya debería aprender de las experiencias pasadas y absorber como enseñanza las conclusiones de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR)  (a la que negó dar su testimonio), informadas este jueves.

Más allá de que la CVR repartió, en forma objetiva, responsabilidad para todos lados y sectores sobre el golpe de Estado en 2009, se indicó fehacientemente que el detonante de lo que sucedió fueron las acciones de Zelaya, las mismas sobre las que reinició su carga desde que llegó de República Dominicana y de nuevo puso como frente de batalla para poder cambiar la Constitución, imponiendo sus propios y tozudos parámetros y criterios para fabricar una (su) nueva Honduras.

La CVR fue explícita al demostrar que los hechos que provocaron el descalabro fueron los producidos el 25 de junio de 2009, cuando Zelaya y miles de seguidores irrumpieron en una base aérea en Tegucigalpa para obtener 20 mil urnas de cartón y más de un millón de votos que Hugo Chávez le había enviado para una consulta que ya habían prohibido los poderes Judicial y Legislativo, además del ministerio público y el Tribunal Electoral.

Zelaya seguramente hará caso omiso a este informe – que también pega fuerte contra los militares y la clase política que golpeó las puertas de los cuarteles para resolver el conflicto o negarse a entregar el país a sumisión de Chávez – y preferirá escuchar sus propias conclusiones que emanarán en diciembre de la Comisión de la Verdad que integró a través de su Frente de resistencia.

Escuchar su propia voz denota el mismo carácter autoritario y arrogante, el que debería deponerse en función del bien común y de la reconciliación nacional que necesita el país para salir adelante. Ojalá que Zelaya, como todos aquellos que se señala como responsables, acepten la verdad.

Lo lamentable y único punto oscuro de la CVR que lideró el ex vicepresidente guatemalteco, Eduardo Stein, es que tratándose de una Comisión y de un Informe por la Verdad, se haya considerado que un 10 por ciento del sea clasificado como secreto y que para su inviolabilidad se lo haya depositado en Canadá por la friolera de 10 años.

Aunque habrá habido razones de peso para semejante decisión, no creo que pueda haber verdadera Reconciliación conociéndose solo el 90 por ciento de los hechos. Todos los hondureños tienen derecho a asumir el 100 por ciento de la verdad, duela a quien le duela.

5 comentarios:

Acido dijo...

Zelaya es un cadáver político. Ya solo unos pocos de sus seguidores hablan de él.
Lobo le da vida en los medios porque le conviene para dividir al partido liberal, pero en el fondo no lo toma en serio.
Lo peor para zelayita es que Chavez queria deshacerse de él, y ahora con el pretexto de su "enfermedad" no le contesta el teléfono.

Juan David Nau dijo...

Sinceras condolencias a todos los argentinos por la muerte de Facundo Cabral

Anónimo dijo...

En ese 10% esta lo relativo a los millonarios retiros (robo de dinero) del Banco central y el finaciamiento de Zelaya entre otras cosas

Anónimo dijo...

Con todo respeto pero la verdad, que el problema que tiene Honduras con Zelaya, no lo es, sencillo engnorenlo, el el una persona que le gusta llamar la atencion.Alguna vez han castigado un nino ingnorandolo al final se calla y deja de llorar, nadie le hizo caso, y ese mountro de Zelaya esta jugando con el pueblo, siempre hay adictos al desorden que le hacen caso para sobresalir, tomen en cuenta, que fotos que se tomaba en su juventud, era un payaso, es asi de sencillo.

Meiqing Xu dijo...

jordan shoes
coach factory outlet
adidas outlet
gucci handbags
coach factory outlet
beats headphones
nike roshe run
ray ban sunglasses
polo outlet
cheap ray bans
20170227caiyan