miércoles, 9 de febrero de 2011

Michelle, food y Facebook

La primera dama estadounidense, Michelle Obama, está logrando más que sus antecesoras con una estrategia actualizada, inteligente y más cercana a la gente, por lo que su perspectiva de éxito son mayores y medibles.

Al contrario de otras primeras damas que se dedicaron con poco éxito a temas como la drogadicción, Michelle es la promotora número uno - en el país de los obsesos – en haberle declarado la guerra a la comida chatarra e incentivar el ejercicio físico entre los niños y los menores.

También hoy sorprendió al mundo de las redes sociales, advirtiendo que le tiene prohibido a sus hijas que usen Facebook. No estoy seguro que en este terreno esté muy acertada, porque pareciera que ha tomado el atajo de los analfabetos tecnológicos que ante el temor que le despierta la sociabilidad en el internet – obviamente peligrosa cuando se trata de acoso como el grooming, ciberbullying y el sexting – prohíbe su uso, cuando lo más adecuado sería educar digitalmente a menores y padres en el buen uso de las tecnologías.

Creo que en materia de obesidad y comida chatarra o platos demasiado generosos, le debemos a Michelle estar creando una cultura más saludable; pero en materia de tecnologías, internet y redes sociales, ella nos está debiendo una mejor estrategia.