viernes, 10 de octubre de 2008

El Rey y el Presidente

Durante la asamblea general de la Sociedad Interamericana de Prensa que se clausuró esta semana en Madrid, el rey Juan Carlos I y el presidente del gobierno español, coincidieron en elogiar a la institución hemisférica por su lucha a favor de la libertad de prensa y particularmente por la violencia contra los periodistas y en especial por los asesinatos contra periodistas.

Zapatero dijo: “Resulta dramático, dramático e intolerable, que 2008 registre cifras tan ignominiosas como las de treinta periodistas asesinados y más de 140 encarcelados (referencia mundial, ya que en América latina en este semestre se produjeron ocho asesinatos y 26 periodistas permanecen encarcelados en las prisiones cubanas). Resulta inaceptable. Desde aquí, mi recuerdo más entrañable para todos y cada uno de ellos, mi admiración a todos los periodistas comprometidos con la causa de la libertad de expresión, con la causa de la democracia. Normalmente, un político dice esto o antes de estar en el ejercicio del poder o después; creo que debe tener más mérito decirlo cuando está uno en pleno ejercicio del poder. Pero reitero mi admiración a los periodistas comprometidos con la causa de la libertad de expresión y de la democracia, mi rendido homenaje a quienes arriesgan su vida, y en ocasiones la pierden, en tantos rincones del planeta”.

Por parte, el rey Juan Carlos I, elogió el trabajo de la SIP para que haya justicia y ningún caso de periodista asesinado quede en la impunidad. “Deseo poner de relieve, en especial, la meritoria labor de la Sociedad Interamericana de Prensa para combatir e impedir que puedan quedar impunes los delitos que aún se cometen contra periodistas, por el mero hecho de serlo”.