viernes, 11 de junio de 2010

Mundial clásico

La TV muestra todavía a Shakira sacudiendo sus caderas, toda la fiesta sudafricana, los analistas la inseguridad y los temas irresueltos del apartheid en ese país que estamos aprendiendo a conocer, los periodistas deportivos se lamentan de los lesionados y los no convocados, pero lo que nos importan a los fanáticos, esos que tenemos cultura de fútbol en las venas y que es capaz de infartar el corazón con las alegrías y desazones, queremos el puntapié inicial y que empiecen los goles.
No hay dicha más grande que ver un partido bueno y lleno de golazos, el resto es pura parafernalia que terminará pronto en el olvido. La esencia del Mundial, lo que perdurará en el tiempo y convertirá a un Mundial en clásico son los goles, las jugadas, los resultados y obviamente la corona. Si un país africano la obtendrá, será lo único que se recuerde por siglos. El primer Mundial, el primer título.
Ojala, por el bien del fútbol y de Africa, que este sea un Mundial que se transforme en clásico.

1 comentario:

lin liyi dijo...

The watch included displays for small seconds, home time, and watches store indication. Which allows the replica watches to indicate the elevation at a given point by reacting to the changing air pressure surrounding it. The watch is packaged in a water resistant box along with two changeable straps, one made of woven black rubber with a satin polished steel pin buckle, the other in replica watches synthetic fabric that can be adjusted to wear over a dive suit with replica watches sale closure system. The black dial has large, luminous indices for legibility deep underwater, and a unidirectional rado replica uk bezel covered in scratch resistant sapphire. Two dial variations are available, black and blue, with laser engraved ceramic rolex replica sale for the unidirectional diving bezel in a matching color.