martes, 6 de noviembre de 2012

Mi voto, hoy cuenta, y mucho


Comparto esta nota que me publicó hoy La Voz del Interior, Córdoba, Argentina.  
06/11/2012 01:01 | Por Ricardo Trotti (Especial desde Boston)

No es fácil votar en Estados Unidos cuando uno es independiente y quiere que su voto cuente. Depende mucho del estado en el que esté empadronado, la franja horaria donde vive y, sobre todo, cómo bloquear tanta información y propaganda política negativa que se cuela debajo de la puerta, por la televisión, Facebook y mensajes de texto.

Al no existir días de reflexión como en otros países, la propaganda y los discursos políticos tratan de arrancarle a uno la voluntad hasta el último minuto. Ayer la campaña de Barack Obama me pidió por correo electrónico que comparta en Facebook la curiosidad de que de las 30.542.975 personas que votaron en forma anticipada, 10.230 se llaman Ricardo. Y la de Romney, que asista a sus celebraciones de hoy en el Convention Center y a las del Boston Park Plaza Hotel, donde recalará Scott Brown, senador nacional republicano por Massachussets, quien busca su reelección.

El tironeo por la propaganda desgasta, pero lo bueno es que es pareja. A uno, como inmigrante latinoamericano, le llama la atención que el oficialismo no tiene ventajas, ni más medios para hacer propaganda ni usa los recursos del Estado como si fueran propios. Cabe la crítica que estas elecciones son las más caras de la historia, pero tranquiliza que gran parte del dinero provenga de donaciones y no de los contribuyentes.

El sistema de Colegio Electoral tiene desventajas. Los estados que realmente importan son los indecisos, el resto, entre ellos los más poblados y económicamente más importantes del país –Nueva York, Texas y California– no cuenta. Prueba de ello, es que los candidatos ni repararon en esos estados y se concentraron en el desconocido New Hampshire y en Nevada, que después de Las Vegas tiene pocos atractivos.

Estar empadronado en un estado decidido, desmotiva la responsabilidad democrática. Una persona amiga aquí en Massachusetts está desahuciada. Su voto castigo contra Romney no tiene valor, ya que Obama ganará fácilmente, por lo que envidia a quienes votamos en estados indecisos. Su único incentivo es que votará por Elizabeth Warren, candidata demócrata a senadora, quien buscará recuperar la banca que Ted Kennedy dejó tras su muerte en 2009.

El huso horario del estado al que uno pertenece también conspira. Muchos californianos y pobladores de estados del oeste terminan siendo espectadores de las elecciones para presidente. Votar con tres horas de atraso al resto del país, cuando resultados y sondeos a boca de urna, ya marcan la tendencia o el resultado final, desmotivan salir a votar para hacer una diferencia. Si a ello se le suma que de los ocho estados indecisos, los cinco más importantes están en el Este –Florida, Ohio, New Hampshire, Carolina del Norte y Virginia– las elecciones pueden terminar siendo un fiasco.

En mi caso, por suerte, mi voto contará. Soy hispano, parte de la minoría más grande de Estados Unidos con 50 millones de habitantes y un caudal de 12 millones de votantes cada vez más importante en el mapa político del país. Tengo domicilio en Florida, estado indeciso y del este, que permite el voto en ausencia y adelantado, por lo que mi esposa y yo, ya sufragamos hace dos semanas a través del correo con sobre con franqueo pagado.

Y a juzgar por cómo se definieron las elecciones de 2000 –la Corte Suprema de Florida tras un conteo manual de votos favoreció con los electores a George W. Bush dándole la presidencia– ser residente de la Florida es un privilegio.

5 comentarios:

Alfredo Ascanio Guevara dijo...

Y que pasa si hay un empate técnico; el CNN nos dice que la cámara de diputados es la decide para Presidente y la cámara de senadores es la que elige para Vicepresidente, y ello depende del Partido que sea mayoría en ambas cámaras. Entonces si así es posible que Obama no gane la Presidencia, asunto que yo lamentaría. Saludos

Aquiles Dejo dijo...

Dice don Trotti que en Florida ha votado por correo. En Honduras no puede haber voto por correo por muchas razones:
1. El 80% de las cartas nunca llega.
2. El otro 20% llega con un mes de retraso.
3. En el correo abren los sobres para sacarles lo que llevan de valor.
4. Si el voto es por la oposicion lo echarian a la basura.

Roger Medina dijo...

Este artículo hace aparecer el proceso electoral americano como algo muy complicado, pero yo no creo que lo sea.
Yo vivo en Ohio y siempre estuve decidido. Mi esposa y yo también votamos por correo, por lo que no hicimos cola y tuvimos bastante tiempo para meditar nuestros votos sentados en nuestra cocina tomando un espresso con canela. Eso es primer mundo y lo demás es cuento.
Lo mejor es que aquí nadie habla de ideologías ni tonterías parecidas. Se discuten los temas que importan a los votantes como es el empleo, reducciones de impuestos, costo del combustible y los proyectos de inversión de Ohio. Uno tiene voz y voto en ellos.

Juan David Nau dijo...

Cuando uno lee este artículo puede pasar por alto algo que es de mayor importancia. En la campaña política de los gringos no hay ventajismo del gobierno. El presidente no hace cadenas de televisión, no se usan los recursos del estado para propagandas y todos los vehículos son de propiedad privada. No se hacen banquetes políticos con facturas que paga el estado y cuando alguien se desvía el castigo es muuuy fuerte.
Algo podemos aprender, si queremos mejorar.

Adriana Ortega dijo...

Las elecciones en "el imperio" siempre son un martes, dia laborable y no dan feriado. Hoy abrieron los bancos y las entidades de gobierno y la gente que vota no falta a su trabajo.
Por que no podemos hacer lo mismo en America Latina? Tanto que criticamos a los yanquis y nos llevan una morena de ventaja. A lo mejor es envidia....