martes, 28 de agosto de 2012

La paz en Colombia

Hacía semanas que existía el rumor y que el ex presidente colombiano Alvaro Uribe venía denunciando furiosamente que el gobierno del actual presidente Juan Manuel Santos estaría por empezar el diálogo para buscar la paz con las narcoguerrillas de las FARC. Los diálogos habrían empezado en mayo pasado en La Habana por cuenta del hermano del Presidente, Enrique Santos, quien desde que se inició la actual Presidencia fue apuntado – oficiosamente – como el eslabón que podría acercar posiciones a una mesa de negociación, que según se plantea ahora, podría tener luz verde en Noruega. Uribe debe estar más que furioso con la presentación televisiva de ayer por la tarde de Juan Manuel Santos. Uribe considera que no debería haber ningún tipo de diálogo sino aniquilamiento total de las FARC, mientras que Santos, que fue el responsable de una ofensiva intachable contra las FARC cuando fungió como ministro de Defensa de Uribe, considera que hay espacio para el diálogo pero sin ceder terreno militar y con la condición de que las guerrillas deben entregar las armas y desmovilizarse. Después de varios intentos anteriores en diferentes presidencias, la negociación en nada parece que será fácil, aunque creo que es necesaria. Después de 50 años de regarse sangre y de que esta guerra pudiera continuar debido particularmente al apoyo que las guerrillas reciben de gobiernos vecinos y por los dineros del narcotráfico, tal vez una salida negociada y política pudiera traer algo de esperanza en camino hacia la paz. Hay varios temas que el gobierno tendrá que sortear, entre ellos, la arremetida de gran parte de la población que está polarizada sobre el tema y que se irá profundizando en las próximas semanas, acicalado por el nuevo movimiento del ex presidente Uribe. Muchos de los jefes guerrilleros que tendrían que estar desmovilizándose han sido procesados y acusados por crímenes de lesa humanidad que no son prescriptibles. Pese a que este proceso tendrá altibajos, es prudente que más allá del resultado final, un proceso de paz no debería descartarse de cuajo. Si uno mira en retrospectiva lo que el presidente Santos ha hecho desde que llegó a la Presidencia, incluido su apertura de diálogo con Hugo Chávez, tendría que pensar que esta oportunidad de paz es una buena posibilidad.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La primera condicion es que el dictador comunista perpetuo Chavez se comprometa y sea verificable que desmantelara los cientos de campamentos de narcoterroristas que ha tenido en su territorio; todo el Secretariado de esos bandidos se resguarda en Ecuador y Venezuela, asi que los acuerdos entre Santos y la narcoguerrilla no tienen validez alguna si continuan guareciendose y recibiendo apoyo de todo tipo en Venezuela, es una bobada, lo hacen para ganar tiempo, lo que tiene que hacer Santos es comprar 40F16 modernos a USA y bombardear las bases terroristas que el golpista dictador Chavez, cobija en su territorio, como hizo Uribe con el lacayo de Correa en Angostura, donde este escondia a su camarada Narcocomandante Raul Reyes, a cambio de millones de narcodollares.No hay otra,licenciado.

Javier Nicolas dijo...

ESTE SR. ANÓNIMO NO PIERDE TIEMPO EN ECHARLE LA CULPA DE LO QUE PASA EN COLOMBIA A LO QUE EL LLAMA PAISES VECINOS, HACIENDO CLARO SEÑALAMIENTO A VENEZUELA Y ECUADOR. ¿UD CREE QUE SI ESO FUERA CIERTO EL PRESIDENTE COLOMBIANO SANTOS NO HUBIERA ROMPIDO RELACIONES DIPLOMÁTICAS CON VENEZUELA? DURANTE MUCHOS AÑOS, EN EL ACTUAL GOBIERNO Y EN LOS ANTERIORES, NUESTRO PAÍS VENEZUELA HA TENIDO QUE LIDIAR Y ENFRENTAR A MUCHOS GRUPOS IRREGULARES Y BANDIDOS NARCOTRAFICANTES DE LA HERMANA COLOMBIA. A PESAR DE QUE NUESTRA FRONTERA CON ESE PAIS SUPERA LOS 2.000 KILÓMETROS, LA LUCHA ES PERMANENTE. NI SIQUIERA USA CON TODO EL APOYO MILITAR, TECNICO Y FINANCIERO A TRAVES DEL PLAN COLOMBIA, HA PODIDO ERRADICAR EL TERRIBLE FLAGELO DEL NARCOTRÁFICO Y LA GUERRILLA EN COLOMBIA; AL CONTRARIO PARECE QUE CADA VEZ COBRA MÁS FUERZA, SOBRETODO EL NARCOTRÁFICO, CON EL INCREMENTO DEL CONSUMO EN USA, CANADÁ Y MUCHOS PAISES DE EUROPA.