miércoles, 13 de junio de 2012

Malvinas: obvio y estúpido referéndum

Los políticos británicos de las Islas Malvinas anunciaron un referéndum en el que le consultarán a los ciudadanos malvinenses si querrán seguir con su estatus de británicos o preferirán ser argentinos y regidos por el gobierno de Buenos Aires.

Más que un referéndum se trata de una treta de propaganda para dejar por sentado lo que ya todos saben. Por ello, cuando la noticia surcó los cielos del Atlántico Sur – justo en momentos que el gobierno de Cristina de Kirchner está por demandar a petroleras internacionales que explotan el subsuelo submarino cerca de las islas y se apresta a viajar a Nueva York para representar a la Argentina en la sesión por Malvinas del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas – el primer ministro británico, James Cameron, ni lerdo ni perezoso, dijo que el Reino Unido “respetará y defenderá” el resultado de la votación.

El referéndum, anunciado para la “primera mitad de 2013” por el presidente de la Asamblea Legislativa de las islas, Gavin Short, carece de validez. Primero porque se trata más de un resultado que puede buscarse por medio de una simple encuesta sobre empatías. Un referéndum sirve para decidir entre un sí y un no sobre un tema conflictivo entre dos posiciones polarizadas. En este caso no hay polarización, siempre se supo que los malvinenses quieren ser británicos, de eso nadie tiene dudas, ni siquiera el gobierno argentino. Además un referéndum no tiene validez cuando se consulta solo a una parte de dos en conflicto. Es como si preguntarle a los chavistas si quisieran que Chávez sea el candidato del PSU; o, en un caso internacional, como si se les preguntara a los chilenos o a los bolivianos si Chile debiera entregarle a Evo Morales una salida al mar. Los resultados serían obvios.

Tanto el argumento del referéndum como los dichos de Cameron (“Sólo el pueblo de las Falklands (sic) puede decidir cómo quiere ser gobernado. Por eso respaldo ampliamente esta iniciativa. De hecho, creo que llega en un momento muy significativo y le permitirá al pueblo de las islas enviar un mensaje claro a la Argentina y a toda la comunidad internacional de que son los únicos dueños de su destino”), son realmente obvios, estúpidos y propagandísticos.

Para cualquier tipo interpretación que se haga sobre Malvinas hay ciertas consideraciones a tener en cuenta. Las Islas Malvinas son una colonia británica y no existe otro modo de clasificarlas. Los británicos las usurparon a Argentina en 1833; posteriormente tras décadas tímidas de reclamos, la dictadura militar las invadió en 1982 perdiendo una guerra contra el Reino Unido, bajo alianzas regionales de Estados Unidos, Canadá y Chile, entre otros países americanos, que le dieron la espalda al tratado del TIAR. Ahora el gobierno argentino actual, por consideraciones nacionalistas que algunos piensan están motivadas por los mismos argumentos de la dictadura, de nuevo trae a colación el tema de la soberanía, con el apoyo de resoluciones de la ONU que son ignoradas por Gran Bretaña y otras grandes potencias. A largo plazo – décadas quizá - no habrá forma que el Reino Unido pueda ignorar este reclamo, como así sucedió con territorios como el de Hong Kong.

La posición de los británicos no se sostiene; solo les queda la excusa de la invasión militar argentina. No tienen otro argumento.

12 comentarios:

Max Caballero dijo...

Es increíble que en estos tiempos se escriban cosas como esta.
El autor, paladín de la libertad de expresión y campeón reconocido de los derechos humanos trata de convencer a sus lectores de que no tiene importancia lo que decida un pueblo entero.
No importa el hecho de que los malvineneses no quieren ser argentinos. No. Para Trotti y Kirchner es impensable que un ser humano no quiera ser argentino.
Un nacionalismo tribal como en cualquier otro país del tercer mundo.

horacioruiz dijo...

Me parece ridículo y fuera de lugar el comentario del señor Caballero. Claro que no es relevante que los "malvinenses" prefieran ser británicos antes que argentinos, eso ya se sabe. El problema, si usted lo conociera un poco, es que las Malvinas no puede ser un estado independiente porque simplemente no puede autosustentarse, según lo sostiene la ONU. Esa simplicidad valida el hecho de que Gran Bretaña mantenga bajo su posesión, por la fuerza militar, un territorio ubicado a 13.000 kilómetros de distancia de Londres. No es cuestión de Trotti, Kirchner o quien sea, es un asunto de sentido común. Ah! y no soy argentino, ni quisiera serlo, pero les tengo gran respeto y cariño como a todos los latinoamericanos.

Sanpedrano dijo...

Hoy Trotti por primera vez me ha decepcionado.
Como esta eso que solo se le esta preguntando a uno de dos bandos en el referendum??? Si hacemos valida su tesis ridicula, deberiamos decir que se le esta preguntando a uno de TRES bandos. Uno serian los Malvineses, el segundo los argentinos y el tercero los britanicos que viven en Inglaterra.
Pero no, en este caso se le pregunta a las unicas personas que deben tener una voz en esto, a los Malvineses.
El referendum es a unica forma decente de zanjar este impase.
Le hago una pregunta a Trotti, que vine despues? Dar Hawaii a algun paisito polinesio que esté mas cerca??? O acaso la isla de pascua??

Anónimo dijo...

Me parece interesante el artículo, debo coincidir con la posición de que los afectados (en este caso los Malvinos) quieren seguir siendo británicos, deben seguir siendo británicos. Debemos aprender que a la fuerza no se pueden tener las cosas. El pueblo de las malvinas debe ser soberano para elegir con quien quieren estar. Yo no lo pensaría dos veces entre ser británico y argentino, la respuesta es obvia, ser británico.

Paloma Vergara dijo...

Existe el criterio tan repetido de que los latinoamericanos debemos apoyar el reclamo argentino por aquello de la solidaridad. Eso es provinciano, porque invita a tomar partido ciegamente sin importar la lógica que sustenta el reclamo.
Aquí si alguien objeta a los argentinos, es antilatinoamericano. Qué ridículo. No estoy a favor de los ingleses, ni tengo porqué estarlo, pero esta reclamación es como si lanzamos una piedra para arriba y le ordenamos que se quede allí.
Simplemente no va a ocurrir.

Anónimo dijo...

Los Malvinenses tienen todo el derecho a decidir que nacionalidad adoptan...por supuesto que no son nada tontos, saben que se aceptan ser Argentinos, no ganan mayor cosa, en cambio siendo Ingleses tienen el respaldo de una las potencias economicas mundiales...quien quiere estar con un perderdor?

Horacio de Giuli dijo...

Si los malvinenses votaran a favor de ser argentinos, pasarian a ser paisanos de Maradona. Eso ya es bastante, no?

Anónimo dijo...

Prefieren ser britanicos los naturales de esas islas desde 1830, cada vez que esos corruptos argentinos se ven en problemas politicos, alla corren con el cuento de Las Malvinas. ?Y que sobre la soberania de los ciudadanos que alli viven? No cuentan. Que trabaje la Senora Petromaletin, que aun debe un juicio por recibir millones de petrodollares robados por el golpista Chavez para comprar a los gnos letrinoamericanos.

Ácido dijo...

Para el señor Horacio Guili. Yo creo que Maradona es la primera razón de los malvinos para votar en contra.

Propuesta Redes Informatica dijo...

Como decimos en el Estado Falcón, Venezuela: "El Anónimo está más pelao que rodilla e chivo..."

Berita Bola dijo...

I am really enjoying reading your well written articles. It looks like you spend a lot of effort and time on your blog. I have bookmarked it and I am looking forward to reading new articles. Klesemen Liga Inggris

chenlina dijo...

louis vuitton outlet
louis vuitton handbags
abercrombie and fitch
coach outlet
giuseppe zanotti
oakley sunglasses
mcm outlet
broncos jerseys
christian louboutin shoes
louboutin pas cher
chenlina20170302