domingo, 9 de enero de 2011

El deber de Insulza


A pesar de que el presidente Hugo Chávez ensuciara una vez más el nombre del secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, con dichos como que es “una vergüenza” y “como cantinflas” para el continente por haberlo criticado a él y a su gobierno por la ley habilitante que le permitirá gobernar por decreto por 18 meses, los insultos valen la pena.

Pocas veces Insulza se alzó en contra de la autocracia chavista y cuando lo hizo reculó tras la famosa palabrota de Chávez hace un par de años atrás cuando lo llamó “pendejo” e igual que ahora “peón del imperio”.

Si algo se le criticó – y mucho lo hice desde este blog – a Insulza fue ser tan insulso respecto a las violaciones a la Carta Interamericana Democrática cometidas en Venezuela. Por lo que estas nuevas críticas que recibe van a su favor, a favor de la democracia y ojala sean escuchadas y receptivas por parte de otros gobiernos latinoamericanos que necesitan alzar la voz y no dejarse amedrentar por las palabras soeces de Chávez o por la comodidad de sus petrodólares.

Sería importante que todos los gobiernos latinoamericanos, como sí lo hicieron con el golpe de Honduras, también salgan a decir algo contra el autogolpe de Chávez.

No hay comentarios: