viernes, 29 de enero de 2010

Haití y las conspiraciones

Las teorías conspirativas basadas en la distorsión o exageración de los hechos, suelen acompañar a los acontecimientos históricos, adjudicándoseles la intervención de poderes ocultos, fuerzas malignas y misteriosas.

La catástrofe de Haití, con profundas implicaciones sociales y políticas, no escapa a las confabulaciones que se tejen al margen de la verdad, como las intrigas que acompañan a otros hechos que han conmovido al mundo como la llegada a la Luna, el atentado a Juan Pablo II, los ataques terroristas de Setiembre 11 o el asesinato de la Princesa Diana.

Quienes maquinan estas tramas que luego se van alimentando de cuentos y ritos populares, están relevados de presentar evidencias, solo plantean hipótesis rotundas, como si fueran los únicos que conocen el contenido de la “caja negra”, pero a la que nunca abren ni encuentran.

Así sorprendió el polémico predicador estadounidense Pat Robertson, adjudicando la causa del terremoto a una añeja conspiración entre el diablo y los haitianos para erradicar su esclavitud, que dado el arraigo de la religiosidad popular del país antillano, pudiera luego convertirse en leyenda, así como se inventó la atracción del Triángulo de las Bermudas o la ficción recurrente y universal del “chupacabras”.

Si bien las intrigas no se desarrollan en los medios de comunicación tradicionales por sus filtros para detener la información no contrastada, la radio y televisión oficial de Venezuela fueron la excepción. Divulgaron esta semana supuestos informes sobre complots planteados por académicos estadounidenses y confirmados por la marina rusa, sobre que EEUU provocó el sismo en Haití. En esta alucinatoria conjura científica, se habría utilizado el proyecto Haarp, una serie de antenas de emisión de ondas del Departamento de Defensa emplazadas en Alaska, que secretamente se usan para la guerra o, en este caso, para producir vibraciones submarinas contra Haití, antes usadas para provocar el Tsunami en Asia.

Pero como Haití es irrelevante botín, habría sido solo una práctica para medir su letalidad y así ajustar la tecnología para aplicarla contra Irán, cuyo presidente, Mahmoud Ahmadinejad, debe ser castigado por negar el holocausto y por desenmascarar la conspiración judeo-estadounidense que domina al mundo.

Más allá de las fábulas que se afianzan o no independientes a la realidad, esta semana los presidentes Hugo Chávez, Evo Morales y Daniel Ortega, aprovecharon para seguir denunciando conspiraciones, apuntando sus cañones contra el “imperio” por justificarse en el sufrimiento del pueblo haitiano para intervenirlo militarmente, con la intención posterior de usar esa plataforma, quizás, para tomar Cuba y derrocar a otros gobiernos izquierdistas.

Al convocar una reunión de emergencia de la ONU, Morales dio toda veracidad al complot estadounidense atrayendo imágenes reales de la historia reciente, como las invasiones militares estadounidenses en Grenada (1983), Panamá (1989) y la intervención de Haití (2004), aunque escondiendo los verdaderos fines actuales, invocados por las autoridades haitianas para que EEUU apoye tareas humanitarias y de seguridad, como tuvo que aclarar públicamente Barack Obama.

Las conspiraciones militares hace rato que resurgen en el tapete latinoamericano, ya sea como parte del conflicto ideológico con Alvaro Uribe por el acceso que tendrán los militares estadounidenses a siete bases colombianas, o por la nueva versión chavista sobre el complot entre EEUU y Holanda cuyo fin es invadir Venezuela, pero por la retaguardia, desde las Antillas Holandesas de Curazao, Aruba y Bon Aire.

Esta paranoia es el arma que se utiliza para desprestigiar a la autoridad constituida. Como el supuesto plan macabro del gobierno de EEUU para auto infligirse el atentado terrorista de Setiembre 11, que luego devino en la búsqueda infructuosa de armas de destrucción masiva y la invasión de Irak. O la elucubración de un plan secreto de rusos y turcos que justificó Ali Agca para atentar contra Juan Pablo II, desmentido por él mismo esta semana al salir de la cárcel, al confesar su locura de “nuevo mesías”, como los conspiradores que combatió Tom Hanks en la saga del Código da Vinci.

Los complots, que suelen propagarse con eficacia de boca en boca, encuentran ahora en el internet el lugar apropiado donde retroalimentarse. Por eso vemos a gobiernos como el chino y el cubano que, temerosos de esas libertades, censuran y controlan. Es que el conspirador cree que todos conspiran.

8 comentarios:

JV Rangel dijo...

Chavez y sus perros aplican aquel principio que dice: miente, miente...que algo queda.

Domitila dijo...

Estos cuentos no son nada nuevo. En 1953 se decia que los gringos deshacian las nubes en Honduras y Guatemala para que no hubiera tormentas que afectaran al banano. Todo eso es producto de mentes desocupadas y luego los cuentos quedan para el folclor de Montenegro.

Paco Acosta dijo...

Yo creo que el temblor de Haiti es culpa del cadejo, la siguanaba y el negro viloy

Anónimo dijo...

Ya no se que pensar,ni que decir de esta BESTIA APOCALIPTICA 666,y sus vasallos los perros del Alba,Ya esta guerra contra el IMPERIALISMO YANKI hastia,pues yo estoy hartaaaaaaaaa de oir a esos estupidos,payasos,ignorantes,de culpar al IMPERIO,de todo mal habido,y por haber en latinoamerica,ya vomito tanta obsesion en contra de USA,se que en este pais no son santos,pero definitivamente estamos mejor que en CUBA O VENEZUELA.
Gracias por este espacio.

Nicolas el bueno dijo...

Alba,alba,albarranco es que van esos pueblos creyendo en líderes de sesenta centavos como el chávez y sus lacayos. Es increíble ver en la televisión venezolana a un presidente de Bolivia llevándole el café a chávez para que no se levante de la silla. Así es de abyecto este ser.

Legacy Of Emo dijo...

Parece bastante obvio que algunos tratan de sacar su momento de fama de la manera mas facil, inventando sin invstigar. De cualquier manera, EEUU a metido demasiada mano en todos los gobiernos de latinoamerica y en uno de los mas pobres, Haiti, lo a continuado haciendo hasta la fecha. Por favor, gente, reflexionemos, EEUU a mandado mas soldados que todos los colaboradores de otras naciones juntos. Tomar el control del espacio aereo? Y todo esto sin contar con la autorizacion del Presidente? Priorizar equipo de defensa antes que provisiones? Soy argentino y he visto truncados los intentos argentinos de enviar soporte. Seamos racionalistas. Es otro atropello clásico de la politica exterior estadounidense, que en este espacio, a veces, defienden.

Rodrigo dijo...

Chavez solo busca hacerse propaganda, para desviar la atencion de la crisis interna venezolana, si tanto le preocupan los terremotos artificiales, por que no denuncia a los rusos y a su proyecto SURA que es lo mismo que el HAARP estadounidense.

Turyana dijo...

your post is amazing and i like it so much. and thanks to watch my post bellow sekedar ngeblog | blogger indonesia | belajar optimasi seo | SEO sharing | menjadi blogger yang bahagia | bisnis syariah | pasang iklan gratis sebagai awal mulai bisnis online | inilah alasan kenapa anda harus bergabung dengan oriflame