lunes, 29 de diciembre de 2008

Otro golpe a la libertad en Bolivia

Emulando a su guía espiritual, dogmático e ideológico, el presidente de Bolivia, Evo Morales, continúa tras los pasos del venezolano Hugo Chávez, maniatando la libertad de expresión del pueblo boliviano y manteniendo encontronazos continuos con los periodistas y medios de su país.

En uno de sus últimos discursos, anunció que creará un diario estatal para “decir la verdad sobre su gobierno”, justificándose de que es callada y ocultada por los medios de su país, acostumbrados a “tergiversar permanentemente”.

Muchos gobiernos actuales en Latinoamérica tienen poco respeto por la labor de la prensa, cuyo principal objetivo, dentro de una democracia, es la fiscalización de la cosa pública. Obviamente es una tarea que incomoda y perturba, en especial a gobiernos con sesgo autoritario.

En Bolivia, gracias a los dineros de los gobiernos de Venezuela e Irán, Morales ha creado una red de radios comunitarias que, con la excusa de llegar con la verdad, es utilizada como una herramienta de propaganda política, ni siquiera como un mecanismo del Estado para dar a conocer información pública.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Desgraciadamente los partidos politicos se han encargado de enterrar el optimismo de sus pueblos. Los politicos una vez que llegan al poder, no se dedican a realizar obras de beneficios comun, lejos de eso implantan gobiernos cuyo objetivo unico es la corrupcion. Es asi que sin merecerlo muchos estan llegando al poder unicamente por el abstencionismo de grandes mayorias que ya no confian en los partidos politicos tradicionales. Muchos periodistas se convierten en aliados de quienes una vez se toman el poder, quieren ser presidentes vitalicios. La oposicion carece del poder necesario para lograr vencer sistemas establecidos con la ayuda de diferentes sectores en cada nacion.