lunes, 22 de diciembre de 2008

El desafío del narcotráfico

En el momento en que Estados Unidos estaba desembolsando 197 millones de dólares como parte de los 400 que integran el Plan Mérida para ayudar a México en la lucha contra las drogas, los narcotraficantes decapitaron a nueve personas en el estado de Guerrero, no solamente a narcos rivales sino también a soldados, una de sus formas para crear temor entre la población en general y desafiar a las autoridades.

Estado Unidos ya otorgó más de 6.000 millones para el Plan Colombia lo que permitió al presidente Alvaro Uribe combatir enérgicamente al narcotráfico, particularmente que protegen las guerrillas, pero además ha permitido combatir la corrupción en la policía y en los militares, crear sistemas de alertas para evitar violaciones a los derechos humanos, mejorar el sistema judicial y proteger a los testigos.

Más allá de que eso es lo que se esperaría que suceda en México, en especial que se combata la corrupción o la infiltración de parte del narcotráfico en las esferas policiales y de poder en el país, mucho no se podrá hacer si Estados unidos no adopta políticas más enérgicas hacia adentro de su territorio tendientes a luchar contra el consumo de drogas y el tráfico de armas pesadas. Se calcula que más de 2.000 de ellas terminan todos los meses en manos de los narcos mexicanos.

Barack Obama tendrá un desafío enorme. No solo deberá pensar en la necesaria ayuda económica que debe aportar a estos dos países y en menos medida a otros de Centroamérica, como Guatemala, donde se está extendiendo rápidamente el brazo del narcotráfico, sino mirar hacia su propio país, donde tal vez está el problema más grave.

Tal vez una de las ideas más interesantes que se haya aportado en la cumbre presidencial de Brasil la semana pasada, fue la que presentó el presidente guatemalteco, Alvaro Colom, quien propuso crear un cuerpo militar internacional para combatir el narcotráfico, ofreciendo zonas militares de su país como sede.

Colom hizo su propuesta en el momento que militares de su país y México, en un grupo de 500, comenzaron un trabajo conjunto en la frontera para combatir tráfico de drogas que circula en la frontera de ambos países.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

De nada sirve invertir tanto dinero en Colombia y Mexico combatiendo el narcotrafico, ya que mientras exista el mercado abierto de consumo en Estados Unidos, jamas se lograra controlar. Es necesario poner en la carcel a los consumidores. Mientras exista demanda, la oferta continuara creciendo.

William dijo...

A empezar, soy un estudiante de medicina del Estados Unidos. El problema con esta opinion es que hay demasiado personas que usan drogas. Cuesta el gobierno mas que $20,000 por ano quedar algien en carcel. Ya estan llenos los carceles. Tambien, hay mucha gente que se funciona bastante bien que usan drogas (por ejemplo algunos de mis companeros de clases). Necesita hacer legal las drogas para que: 1. El gobierno, que ahora tiene problemas financiales, puede ganar dinero por impuestas (taxes?) 2. Si es legal, el narcotrafico no existe mas y por eso no necesita dar dinero controlarla 3. El narcotrafico no tiene el poder pelear con los gobiernos de otros paises, 4. Sabemos quien ha comprado las drogas. Con leyes y restriciones appropriadas todos ganan.

Martín G. Ramis dijo...

interesante, sí señor.